Premio Dr. Fernando Delgado Lallemand
Introduce aquí el subtítular

Madre Coraje

DE TU COMPROMISO NACE LA ESPRANZA

ORIGENES

En 1991, nuestro presidente, Antonio Gómez Moreno, invitado por la UNESCO, decide ir como voluntario a Perú para ayudar a dos astilleros peruanos, uno en Lima y otro en Chimbote para colaborar con ellos con el fin de mejorar su rentabilidad. Allí se esfuerza en enseñarles gratuitamente todos sus conocimientos técnicos, pero también conoce la miseria más inhumana y más injusta que nunca podía haber imaginado. Aquello le dolió profundamente y a su vuelta a España, al llegar a Jerez decide fundar una Asociación para cooperar de forma continua y progresiva con los más empobrecidos del Perú.

Denomina a la Asociación "Madre Coraje" en recuerdo de Mª Elena Moyano, maestra casada con dos hijos, Premio Príncipe de Asturias 1987 que dio su vida por su pueblo y por los más pobres. La Asociación, que en sus principios eran seis personas, nace en Jerez de la Frontera (Cádiz), hoy tiene más de 1000 voluntarios por toda Andalucía y se sigue extendiendo por otras comunidades de España.

Madre Coraje ha sido declarada de Utilidad Pública, tiene la autorización de Gestores de Residuos Urbanos por la Junta de Andalucía, y cumple todos los principios de Transparencia y Buenas Prácticas analizados por la Fundación Lealtad por décimo año consecutivo.


IDEOLOGÍA

La Asociación "Madre Coraje" toma su nombre del apelativo con que es conocida Mª Elena Moyano Delgado, ciudadana peruana asesinada en 1992 por defender la causa de los pobres en los Pueblos Jóvenes de los alrededores de Lima.

La entrega de su vida por los demás inspira nuestra Carta Institucional y el comportamiento de todos los que ya pertenecen, desean integrarse o simpatizan con esta Asociación.

Uno de los objetivos primarios de "Madre Coraje" consistirá siempre en ayudar a las personas con quienes se relaciona a tomar conciencia de las injusticias sociales que se cometen, a descubrir las causas de la pobreza y a comprometerse decididamente a favor de una sociedad más justa y fraternal. Madre Coraje está convencida que para cambiar el mundo tenemos que empezar por cambiar cada uno de nosotros.

De nuestra Visión esperamos que nuestros Principios, como fundamento del concepto del AMOR, lleguen a ser algún día un movimiento de pensamiento en nuestra sociedad. Así como esperamos que Madre Coraje sea en el futuro referente para otras ONGD respecto a transparencia, eficiencia y sostenibilidad.

Nuestra Misión es cooperar en el desarrollo de comunidades empobrecidas, especialmente en Perú, Mozambique y España, sobre la base del voluntariado y el reciclaje; mediante ayuda humanitaria, proyectos de desarrollo sostenible y la educación para una auténtica cultura de la solidaridad, gratuidad e igualdad, con denuncia de la injusta realidad del mundo y el respeto al medio ambiente.

¿Qué es la Asociación Madre Coraje?

"Madre Coraje" es una Organización No Gubernamental fundada originalmente para el Desarrollo (ONGD) prioritariamente del Perú, Mozambique y España. "Madre Coraje" es aconfesional y apartidista, y está basada fundamentalmente en el voluntariado y en la mejora del medio ambiente a través del reciclaje, como medios para llevar a cabo su Misión. El lema emblemático y motivador de la Asociación es: DE TU COMPROMISO NACE LA ESPERANZA.

Principios de la Asociación Madre Coraje

Quienes deciden pertenecer a esta Asociación deben fundamentar su opción en los siguientes Principios: Igualdad - Fraternidad; Solidaridad y Gratuidad. Todos ellos basados en la justicia. La síntesis de estos tres principios es el amor. No existe ninguna fuerza mayor que el amor para derribar las estructuras injustas y las barreras de la pobreza, la discriminación, la insolidaridad y el egoísmo. Debemos hacer lo posible para que nuestra motivación fundamental emerja de estos principios, y estos se vivan con el espíritu y el estilo que nos es peculiar.

- Principio de Igualdad - Fraternidad: Asumimos que todos los hombres y mujeres compartimos un mismo origen y formamos parte de la misma familia humana en condiciones de igualdad de derechos y deberes, sin distinción de razas, creencias, ideología, género o cualquier otra condición. Entendemos que todos los hombres y mujeres deberíamos trabajar según el principio de igualdad-fraternidad. Esto significa no creernos nunca superiores, ni mejores que los demás. Todos somos igualmente necesarios e importantes. Trabajar en igualdad con los empobrecidos es realizar una cooperación horizontal respetando el protagonismo de su propio desarrollo.

- Principio de Solidaridad: La solidaridad está en la raíz de todo proceso de humanización. Como seres sociales, asumimos nuestra responsabilidad para trabajar por y junto con los que sufren la injusticia de la privación de los medios más esenciales para vivir, con el fin de ayudarlos a salir de su empobrecimiento.

Nuestra labor solidaria, debe ser consciente y creciente y busca fundamentalmente cooperar de forma sistemática en el desarrollo de las comunidades empobrecidas. La solidaridad representa el camino más efectivo para instaurar la igualdad social y restablecer las relaciones humanas desde la justicia. Trabajar solidariamente con los empobrecidos es cooperar junto con ellos, compartiendo todo aquello que nosotros tenemos y que a ellos les hace falta. La verdadera solidaridad, a ejemplo de Mª Elena, no se queda solo en dar nuestro tiempo o compartir nuestros bienes, con ser mucho, sino que debe conducirnos, en algún momento de nuestra vida, a entregarnos a nosotros mismos, hasta complicarnos la vida si fuera necesario.

-Principio de Gratuidad: Asumimos que toda nuestra actividad debe ser considerada como un deber de justicia sin esperar ninguna compensación ni agradecimiento a cambio. En un mundo que se construye cada día más desde el egocentrismo del poder-tener, nuestra alternativa es el compartir-servir desde la gratuidad más absoluta. Todo asociado o colaborador debe considerar que es su obligación y responsabilidad trabajar gratuitamente a favor de los más empobrecidos, dado que toda acción solidaria debe entenderse como "devolución" a los necesitados de algo "suyo", algo que nosotros o nuestra sociedad les ha sustraído por no haber sabido compartir fraternalmente.

¿Cuál es el Espíritu de trabajo de la Asociación?

En su recorrido histórico además de vivir y actuar con estos principios "Madre Coraje" se ha caracterizado por un estilo, un espíritu de trabajo basado en los valores de Respeto, Unidad, Creatividad y Colaboración. Es voluntad de esta Asociación, vivir y conservar estos valores, porque juntos, principios y espíritu, son la base de nuestra identidad y dan sentido al ser y hacer de "Madre Coraje".

El Respeto: Es imposible la convivencia entre personas sin aceptar las diferencias que existen entre ellas y por tanto, para convivir con los demás debemos ser muy respetuosos con su forma de pensar o de actuar y no tratar de imponer a la fuerza nuestras propias opiniones. Todos somos portadores de valores distintos pero convergentes. El respeto a la dignidad de cada persona, como valor supremo, no admite discriminación alguna. Debemos respetar la imagen de cada persona y no criticar sus deficiencias en su ausencia. La crítica constructiva, no obstante, contribuye positivamente al crecimiento de la persona. Madre Coraje considera la pluralidad y diversidad de las personas que en ella colaboran como una de sus mayores riquezas.

Respetar los principios de la Asociación, las normas establecidas y sus rasgos de identidad. Igualmente respetar nuestro medio ambiente, el cual nos lleva a considerar el reciclaje como uno de los mejores medios para conservar la biodiversidad y evitar la contaminación en la naturaleza.

La Unidad: Trabajar según el principio de unidad significa trabajar todos unidos. Debemos mantener la unidad del ideario y de las directrices de la Asociación. Uno de los rasgos fundamentales de toda persona humana es su dimensión comunitaria. Nos realizamos plenamente como personas en la medida en que salimos de nosotros mismos para convivir con otros y construir "junto con otros" un futuro común. Nuestro destino está ligado siempre al de los demás seres humanos. Unidos trabajamos por y para la Asociación antes que para la Delegación o Área a la que pertenecemos, con el objetivo común del cumplimiento de la Misión y con el sentimiento de pertenecer todos a la misma Asociación. Debemos aunar los esfuerzos de todos y cada uno cohesionándolos y aprovechándolos para el mejor cumplimiento de los objetivos de la Asociación sobre todo en situaciones de dificultad.

La Colaboración: Como Asociación representamos una suma de voluntades y esfuerzos a favor de la solidaridad. Todos nos necesitamos. Los asociados y colaboradores de "Madre Coraje" deben desempeñar su trabajo con un espíritu de colaboración y entera disponibilidad, ofreciéndose de manera cooperativa en lo que se le pide o se necesite por el bien de la Asociación. Debemos respetar, alentar y encauzar adecuadamente las iniciativas y el protagonismo de las comunidades locales, ya que éste es el tipo de desarrollo que mejor da respuesta a las necesidades reales de los beneficiarios.

La Creatividad: Ser creativos en la Asociación exige de nosotros saber escuchar, aportar nuevas ideas y elegir aquellas que ofrezcan una mejor solución o alternativa aunque no sean las nuestras. Los problemas los consideramos retos a superar. Con imaginación y creatividad, encontraremos las mejores soluciones sin "tirar la toalla" en las primeras dificultades.

Estos principios y este espíritu de trabajo han de ser interiorizados para hacerlos vida, no sólo en la Asociación sino también en el resto de los lugares en que vivimos, con el fin de ser coherentes con nosotros mismos y con el fin por el que trabajamos.


VOLUNTARIADO

La Asociación "Madre Coraje", viene desarrollando sus actividades desde comienzo de la década de las noventa. Desde sus inicios, "Madre Coraje" ha sido un espacio en el que el voluntariado social ha sido la clave para el funcionamiento y expansión de las distintas delegaciones y centros de colaboración que en el territorio andaluz está desplegando nuestra asociación. En el artículo 7 de nuestros estatutos, figura como uno de nuestros fines "la promoción del voluntariado social como forma de desarrollo integral de las personas y medio de conseguir los fines y obras de cooperación al desarrollo y servicio de la sociedad, en el ámbito territorial de actuación de la asociación".

El 54% de nuestro voluntariado tiene más de 55 años, y son amas de casa o personas jubiladas o prejubiladas que encuentran en el amplio abanico de actividades de voluntariado social que ofrece Madre Coraje, un cauce para su participación y compromiso social, desarrollando sus valores solidarios. La Asociación desarrolla programas de talleres ocupacionales para personas con trastornos mentales.

Esta experiencia está siendo muy valorada ya que se realiza en un entorno de integración total con personas sin discapacidad, lo que favorece su normalización y elimina el estigma, así como la mejora de hábitos personales y de habilidades sociales, igualmente les proporciona un crecimiento de su autoestima. Los jóvenes pueden aportar conocimientos y ganas de lucha por las injusticias sociales, contamos con un grupo comprometido y dinámico que aporta mucho a la Asociación y a otros voluntarios.

Actualmente la Asociación tiene en total más de 1300 personas voluntarias de los cuales 120 en la Delegación de Cádiz. Las distintas áreas y grupos de trabajo de Madre Coraje, hacen que haya variedad de actividades en las que los voluntarios y voluntarias de la Asociación se pueden implicar: fabricación de jabón y de biodiesel a partir de aceite usado, material sanitario, libros de texto, juguetes; reciclaje de radiografías, cartuchos de tinta, ropa usada y sin estrenar; empaquetado de jabón, menaje de cocina, bicicletas y sillas para discapacitados, máquinas de coser, de tricotar, de escribir, aparatos electrónicos, informáticos, telefónicos, radios, TV, reutilización de residuos aeronáuticos, mercadillo solidario, reutilización de móviles y alimentos.


ESPAÑA

Madre Coraje está reforzando acciones en España con el objetivo de ahondar en la importancia de la Educación para el Desarrollo, en la inclusión social, en el voluntariado, en el respeto medioambiental y para apoyar, de forma coyuntural, a la población española afectada por la crisis.


¿Qué hace Madre Coraje en España?

Proyectos de Educación para el Desarrollo

Fomento del Voluntariado

Talleres de inclusión social

Acciones de respeto medioambiental

Trabajo conjunto con otros colectivos: En Madre Coraje creemos que el trabajo conjunto con otros colectivos es fundamental para crear sinergias. Por ello formamos parte de coordinadores locales, autonómicas y estatales, además de colaborar con colectivos compartiendo recursos materiales.

Huertos Solidarios: Por cuestión de justicia, Madre Coraje está reforzando el apoyo a comunidades más próximas que sufren la actual crisis económica. Nuestra Asociación está convencida de que las causas de la pobreza y la exclusión social en España y en Perú o Mozambique son las mismas, por lo que luchando contra ellas conseguiremos evitar estas situaciones. Este objetivo, se refuerza con acciones concretas como es la firma de acuerdos entre Madre Coraje y ayuntamientos y otras asociaciones para compartir recursos y donaciones, como es el caso de Ebro Food, que ha donado varios terenos para la puesta en marcha de iniciativas concretas como los Huertos solidarios: Madre Coraje ha habilitado parcelas para que particulares amantes de la agraicultura puedan cultivar. El 70% de lo recolectado por estos voluntarios va destinado a centros sociales, mientras que el 30% restante como máximo sería para consumo particular y sin ningún fin lucrativo, de quien trabaja dicha parcela. A lo largo de 2015 la Asociación Madre Coraje, a través de los Huertos Solidarios que posee en Guadalcacín (Jerez), donó más de 19.600 kilos de productos hortícolas a diferentes entidades sociales de la provincia de Cádiz: Hogar San Juan de Jerez, Cocina autogestionada de Cáritas Madre de Dios en Jerez, Asociación ANYDES de El Puerto de Santa María, Proyecto Hombre de Jerez, Hogar Voluntarios por Otro Mundo de Jerez, Entro Evangelista Adonais de Jerez, el Comedor Virgen de Valvanuz de Cádiz, el Comedor Virgen Poderosa de Cádiz, el Comedor Gerasa de Chiclana, el Comedor Pan Nuestro de San Fernando, el Albergue San Vicente de San Fernando.

Mercadillos: Las prendas y artículos que no se envían a Perú y que están en buen estado, se ponen a disposición de todas las personas que lo deseen en nuestros Mercadillos Solidarios a un precio simbólico. De esta forma se reutilizan bienes de primera necesidad (como es la ropa), siendo adquiridos de una forma digna y no caritativa.