Premio Fernando Delgado Lallemand
Introduce aquí el subtítular

Asociación Museke

(Doña Carmen Gil de la Haza)

Almas exiliadas a 8282 km.


"Nacer, vivir, crecer, saltar,

Reír, chillar, mentir,

Aprender, amar, estudiar,

Brincar, jugar, correr,

Reír, reír...¡niñez!"

Extracto del poema "Niñez, juventud, vejez" de Gloria Fuertes


Almas exiliadas a 8.282 km


"Se muere de hambre el mundo a nuestro alrededor...y nadie hace nada." Eso fue lo que pensó Carmen Gil de la Haza durante su primer viaje en Nemba allá en el año 2010, movida por sus inquietudes solidarias y con la ayuda de D. Luis Felipe Soto, el párroco de la Iglesia de la Palma en el mítico barrio gaditano de La Viña. Esta mujer luchadora, como tantas otras, emprendió entonces un viaje de ida a Ruanda sin saber que parte de su alma jamás volvería con ella y que lo que allí conoció no solo cambiaría su vida sino que con ella arrastraría a muchas otras personas en Cádiz, en Sevilla, en Madrid, en Bélgica, en Alemania...y en cualquier rincón del mundo por donde ella pasase porque desde aquel momento, se puso por bandera defender los derechos de la infancia en Nemba y luchar por dar un futuro a los más desfavorecidos de las colinas ruandesas.

El próximo verano se cumplirá ocho años desde aquel viaje solidario en el que Carmen puso sus conocimientos sanitarios a disposición del Hospital de Nemba y de su personal. Allí conoció la realidad de esa parte del mundo, que, aunque llena de problemas no sale en el noticiero. ¿Dónde está Ruanda? ¿Pero allí hay algo que ver? En África solo hay pobreza ¿no? ¿Ruanda? ¡Uy! ¿Ahí no hubo una guerra? ¿Y qué dices que vas a hacer? ¿Eso no es peligroso? Todas estas cuestiones y algunas más le debieron hacer antes de aquel viaje personas que no entendían como alguien con su vida ya resuelta se fuera a un país a 8.282 km de distancia del cielo celeste de Cádiz a trabajar gratuitamente.

"Se muere de hambre el mundo a nuestro alrededor...y nadie hace nada." Una vez más esa frase retumbó en su cabeza y a su vuelta tuvo más sentido. Como un estribillo fácil que no quiere salir de tu cabeza, la mirada perdida de aquellos menores enfermos y en situación de desnutrición no salió de la suya. Entonces, como en el poema de Gloria Fuertes "Niñez, juventud, vejez" entendió que esos niños y niñas tenían derecho a vivir su infancia, a crecer, a reír, a chillar, a estudiar, a jugar, a correr... a sonreír... Museke.

Eso es Museke, una asociación que empezó en el alma exiliada allá en las colinas de Nemba de su presidenta. Una sonrisa que en la actualidad cubre la cara de 220 menores, de 152 familias y 16 empleados con los que allí trabajamos cada día para darles una oportunidad de futuro que injustamente de otra manera no tendrían.

No importa lo que allí se hiciera durante aquel viaje solidario en el verano de 2010, importa lo que esa experiencia trajo consigo y es que hoy, Museke no solo ha cambiado esas vidas en Ruanda, sino que su acción retumba en los corazones de los gaditanos y las gaditanas que se acercan a nuestra entidad y colaboran con nuestra actividad con su esfuerzo, su tiempo, su entusiasmo y su solidaridad.


¿Qué supone Museke para la población gaditana?

Año tras año, en los meses de enero y julio, las maletas de nuestro personal voluntario de Cádiz y en ocasiones de otras poblaciones se llenan de ilusión y se enfrentan a una realidad hostil por los niveles de pobreza con los que la población local vive su día a día.

A la vuelta, las maletas retornan llenas de tristeza por lo que allí se ve, pero con una energía rebosante de seguir trabajando por conseguir nuestro objetivo. Al igual que Carmen dejan allí su pedacito de alma exiliada para siempre en las sonrisas de sus gentes y en sus verdes paisajes. Y como una bola de nieve que crece más y más ladera abajo, llegan a sus hogares llenos de nuevas vivencias que comparten con sus más allegados y a los que igualmente contagian para que se unan a este proyecto que hacen suyo.


"Mi experiencia en Ruanda implica el choque entre el todo y la nada. La primera vez que fui me llamo la atención la tristeza en las caras de la gente de allí pero cuando luego ves que con pequeños gestos y aportaciones nos dan tanto pienso que es necesario seguir y mantener esta obra que poquito a poco se va afianzando." Ana Ruíz. Voluntaria de Cádiz desde 2015.

"Mi mejor proyecto personal a día de hoy, lo que me ha hecho cambiar como persona, haciéndome sentir más humana, más feliz, más completa. Tener el corazón más moreno me ha cambiado la vida, y lo consiguen ellos, con sus risas, abrazos, miradas, gestos, y todos los de aquí que luchan conmigo en este proyecto." Marina Bueno. Voluntaria de Cádiz desde 2010.

"Cada viaje a Ruanda es una oportunidad para aprender algo nuevo del ser humano, solo hace falta abrir los ojos y el corazón. Las penurias de cada día son compensadas con una mirada, con una sonrisa de nuestros niños". Faustino Pérez. Voluntario de Cádiz desde 2011.

"MUSEKE ha sido una experiencia maravillosa con unos niños únicos llenos de ganas de vivir. ¡El inicio de una aventura porque para mí acaba de comenzar! " Sonia Ripoll. Voluntaria de Madrid desde 2016.

"Gracias a Museke he vuelto a mi amada África...he aprendido mucho de su maravillosa gente y mi pequeña colaboración me ha hecho sentir...ser mejor persona... ¡volveré!" Teresa García. Voluntaria de Huelva desde 2017.

"Durante unos días mi rutina acelerada, de planificación, de preocupaciones por nimiedades, dejó paso a unos días donde saborear cosas como un amanecer, un paseo rodeada de niños, el contacto de sus manos, la profundidad de sus miradas... me dibujaron una sonrisa que hacía tiempo había perdido." Mónica Pozo. Voluntaria de Cádiz desde 2016.

"Museke llegó a mi vida sin esperarlo en el momento que más me hacía falta, me dio la oportunidad de dar lo que llevaba tiempo soñando por dar, viajé sin expectativas y África me dio a mi más que yo a ella, quedan en mi corazón para siempre una lluvia de pequeñas sonrisas que me harán toda la vida ser mejor." Jesús Maldonado. Voluntario de Cádiz desde 2017

Estos son algunos de los testimonios que muestran lo que Museke significa para los más de 271 socios, 80% de los cuales son de Cádiz, voluntarios y empresas colaboradoras como Clínica Artis, Academias Clic, Body Factory Osborne, Montesierra, Quesos Payoyo, Joyería Zyros, Hermandad Jesus Cáido, Kavisha Pharma, Restaurante Ultramarinos, Yerada, Álvaro Linares Interiores, Lagalle, Tinoco, etc, además de las instituciones públicas como el Ayuntamiento de Cádiz y Diputación de Cádiz que confían cada año en nuestros proyectos.

No todos los que forman Museke han estado en Ruanda, aunque parte de sus almas también han quedado exiliadas en las colinas de Nemba. Almas a 8282 km que nos hace seguir empujando la bola de nieve ladera abajo y seguir ampliando esta gran familia aunque no siempre sea fácil.

Grupo de mujeres gaditanas voluntarias en la sede de la entidad.
Grupo de mujeres gaditanas voluntarias en la sede de la entidad.

Los proyectos de Museke

A continuación, os presentamos los méritos para recibir estos premios, que como asociación de cooperación al desarrollo centra todos sus proyectos en Ruanda y los proyectos en España van dirigidos a la sensibilización y a la toma de conciencia de valores como la solidaridad.


Comedor para menores escolarizados en situación de extrema pobreza

Objetivo general: Disminuir el grado de vulnerabilidad de los menores al contagio de infecciones y/o desarrollo de enfermedades.

Ejecución: plurianual

Nº de beneficiarios/as fin 2017: 220 menores. 3 adultos en casos extremos y 1 bebé.

Financiadores en 2017: Asociación Museke, Premios Solidarios Fundación Ananta- Alberto Contador- I Premio Categoría Internacional. Premios Fundación A.M.A.

Resultados:

1. Se ha conseguido introducir una dieta balanceada de lunes a viernes a 224 personas durante todo el año.

2. Se han realizado actividades de sensibilización con los tutores y los menores con la participación de las autoridades locales de Ruanda sobre la importancia de la higiene, salud reproductiva, VIH y contagio de otras ETS, igualdad de género y hábitos de vida saludable.

3. Se ha dado seguimiento y control a 11 menores enfermos con necesidades especiales: niños con sida y menores con algún tipo de discapacidad física o mental. Para ello se han cubierto los gastos de seguros sociales, se ha comprado los tratamientos necesarios y se ha dado seguimiento/control de su avance.


"Por un futuro mejor. Empoderamiento de jóvenes a través de capacitaciones profesionales y becas de ayuda a la continuación de estudios"

Objetivo general: Aumentar las capacidades profesionales de los jóvenes de Nemba a través de su empoderamiento.

Ejecución: plurianual.

Nº de menores participantes en 2017: 113 menores

Financiadores en 2017: Ayuntamiento de Cádiz, Fundación Barceló y Asociación Museke.

Resultados:

1. Se ha facilitado los estudios superiores (formación profesional, estudios de secundaria y universidad) a 32 jóvenes a través del programa de becas. El 84% de los participantes ha aprobado sus estudios y han promocionado al siguiente curso.

2. Se ha facilitado los estudios de primaria e infantil a 7 menores con problemas especiales.

3. Se ha formado a 74 jóvenes entre 10-17 años en talleres de capacitación profesional en costura, artesanía y agricultura.

4. Se ha revalorizado el papel de la escuela entre las familias participantes a través de campañas de sensibilización con la participación de las autoridades locales.

5. Se han realizado 2 talleres de sensibilización sobre planes de emprendimiento a los 32 jóvenes que cursan estudios superiores, que les ha mostrado las ayudas locales en esta materia fomentando el espíritu emprendedor.

6. Se han realizado 4 talleres de sensibilización sobre salud reproductiva, usos de contraceptivos y lugares de asesoramiento local con los 113 jóvenes beneficiarios del proyecto.


PROGRAMA MICASA: Construcción y/o rehabilitación de viviendas, entrega de equipamiento básico.

Objetivo: Mejorar las condiciones de vida de las familias más pobres de Nemba.

Nº de beneficiarios: 525 personas (296 mujeres/niñas y 229 hombres/niños)

Financiadores: Diputación de Cádiz y Asociación Museke.

Ejecución: plurianual

Resultados:

1. Se han rehabilitado 4 viviendas a familias sin recursos.

2. Se ha entregado colchones y somieres a 152 familias como parte del equipamiento básico de los hogares.

3. Sensibilizado a 525 personas sobre la importancia de la higiene con el fin de crear una conciencia sobre la importancia de mantener unos estándares de salubridad en los hogares que disminuyan el riesgo de infecciones y/o desarrollo de enfermedades.


KIKIRIKI: Granja avícola

Objetivo: Aumentar el consumo de proteínas entre la población meta del proyecto, creando además un excedente de producción para su venta

Nº de beneficiarios: 224 (beneficiarios del comedor.)

Financiadores en 2017: Fondos propios

Ejecución: plurianual

Resultados:

1. Se ha conseguido introducir proteínas en la dieta del comedor, siendo de dos

veces por semana la ingesta de huevos de cada beneficiario.

2. Generado unos ingresos anuales de 9.448,58€ de la venta de los excedentes

de huevos y los sacos de estiércol que autofinancian el proyecto.

CONCLUSIONES

Se muere de hambre el mundo alrededor...y Museke si hace algo. Cada día trabajamos porque la infancia de Nemba y sus familias tengan una oportunidad de futuro. Trabajamos con la población local para crear un cambio, para impulsar el movimiento y que ellos crean en el futuro y miren hacia él con entusiasmo y esperanza. Museke, sonrisa en kinyarwanda, sonríe al ver el camino que desde 2010 empezamos a andar, y es que como dice el poema de Antonio Machado "caminante no hay camino, se hace camino al andar".

La candidatura de Carmen no solo representa el esfuerzo individual de preparar este viaje, representa a los cientos de personas que hoy en día conforman Museke y ponen sus conocimientos y recursos a favor de esta causa y a los cientos de menores y a sus familias que luchan en Ruanda para cambiar su situación aprovechando la ayuda que desde Cádiz aportamos. Por todo ello sentimos la necesidad de presentarnos a estos premios y agradecer a su entidad la atención puesta, animándoles a que exilien parte de su alma a las colinas de Nemba para que este proyecto y los que quedan por venir sigan adelante.